Archive for 8 febrero 2011

Deutsche Bank tras la gestora Altamar de Claudio Aguirre
08/02/2011


Deutsche Bank, a través de su división internacional de banca privada, se encuentra negociando la compra de una participación de control en la gestora de fondos de capital riesgo Altamar, según dijeron distintas fuentes financieras a Cotizalia. La operación  se enmarca en la estrategia del banco que preside Joseph Ackerman en hacerse con carteras de clientes de grandes patrimonios por todo el mundo y entraría en combinación con las necesidades de la firma española para crecer internacionalmente, especialmente, en Latinoamérica. No se obtuvieron comentarios de Altamar o Deutsche Bank.

De llegar a buen puerto, la entrada alemán en Altamar, que gestiona apenas 1.000 millones de euros, se produce después de que el pasado año DB realizase alguna compra sonada en el sector como la de Sal. Oppenheim, con sede en Luxemburgo, con activos bajo gestión de 137.000 millones. Salvando las distancias en cuanto a tamaño, con Altamar el grupo teutón replicaría esta estrategia incorporar firmas especializadas en la gestión de grandes cuentas. Skynews adelantó la semana pasada en exclusiva el interés de Deutsche Bank en la gestora española. Cotizalia ha podido confirmado la existencia de negociaciones avanzadas en este sentido. Los contactos se reproducen después de que el año pasadofracasase el fondo de inversión en deuda que lanzó en alianza con Blackstone.

Altamar es una firma independiente fundada y liderada por los banqueros Claudio Aguirre, Mariano Olaso y José Luis Molina. Actualmente, según su página web, tiene dos áreas principales en la gestión de fondos inmobiliarios y otro fondo especializado en LBO (exclusión de bolsa o compra de empresas con participación del equipo directivo). Aguirre arrancó su etapa en el mundo de la banca de inversión de la mano del gigante de Wall Street Goldman Sachs, de donde salió para hacer carrera en Merrill Lynch, donde se coronó como uno de los ejecutivos españoles que más lejos ha llegado en un banco de inversión.

Desde allí lideró una de las compras de brokers independientes españoles a ilustres nombres patrios entre finales de los años 80 y 90 tras hacerse con FG Valores del actual presidente de BBVA, Francisco González, que sucedió a otras similares como la Fortis con Beta Capital (César Alierta) o Ibersecurities (Manuel Pizarro) por el Banco Sabadell. A su regreso a España, Aguirre puso en marcha su propio proyecto empresarial (Altamar), la primera gestora de fondos de fondos de private equity. Una vez consolidado, el financiero madrileño aceptó la invitación para enrolarse en las filas de Mercapital, una de las principales firmas de capital riesgo en la Península, de la que es vicepresidente, además de formar parte de consejos como el de Vocento.

Más información sobre Claudio Aguirre en el siguiente video:

Leer noticia completa en Cotizalia.

Anuncios

¿Es el fin de las empresas de hosting o alojamiento Web?
08/02/2011


Por si ya tenía pocos problemas y detractores, la archifamosa ‘ley Sinde’ ha sumado un nuevo enemigo a su lista de perjudicados: las empresas de hosting. Y es que la previsible aplicación de esta ley, que de un modo u otro podría beneficiar a la industria musical y cinematográfica, también puede perjudicar gravísimamente a las empresas de hosting, que actualmente ya facturan más de 600 millones de euros al año.

Esos 600 millones de euros podrían correr un grave peligro, según la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI), que asegura que la ‘ley Sinde’ deja a las empresas españolas en clara desventaja frente a las de cualquier otro país en que no existan leyes que puedan perjudicar a los servicios de hosting.

El problema no radica al 100% en que estas empresas ofrezcan alojamiento a webs que puedan ser investigadas y cerradas, ya que “el 90% de las compañías que dan servicios de hosting no están en España”, un hecho que haría que la ‘ley Sinde’ no sirviese prácticamente de nada. No obstante, desde este tipo de empresas se teme que sus clientes, fruto de la desconfianza hacia esta disposición, opten por cambiar su alojamiento y mancharse a otros países por el miedo a verse involucrados, en algún momento, en algún tipo de intervención legal.

Entre las empresas que podrían verse afectadas por la ‘ley Sinde’ se encuentran dos gigantes como Arsys y Acens: la primera facturó 40 millones de euros en 2011, mientras que Acens se quedó en una cantidad nada despreciable de 33 millones.

Leer noticia completa en Cotizalia.